Todo lo que como me cae mal o pesado


Es de gran frecuencia escuchar en las consultas nutricionales con mis pacientes que hagan

referencia a esta frase donde todo lo que comen les cae mal, pesado o le produce hinchazón.

Llenarse de gases, tener el abdomen hinchado, dolor de estómago, estreñimiento o diarrea son

motivos frecuentes de consulta para el gastroenterólogo. Suele encajar con dolencias digestivas

comunes como dispepsia, indigestión, síndrome de colon irritable, reflujo o gastritis entre otros.

Descartando la posibilidad de que el paciente no tenga ningún problema en su aparato digestivo y que no sufra ninguna afección como ser celiaco, tener intolerancia a la lactosa, o ser alérgicos

algunos alimentos, podemos decir que en varios casos el motivo principal es el famosísimo

ESTRÉS!

Nuestro cuerpo es una máquina de engranajes perfectos es por esto que lo que comemos o

bebemos tiene una influencia negativa o positiva en nuestro organismo, pero la forma de como

comemos también es importante ya que si estamos angustiados, con mucho estrés, tristes,

enojados, podemos hacer que el alimento más saludable del planeta nos caiga mal.

El acto de comer es tan noble que debemos respetarlo, desde el momento que preparamos nuestros alimentos para ser ingeridos hasta llegar el momento de consumirlos.

¿Cómo comer?

  • El momento de la comida debe estar acompañado de máxima tranquilidad, en un ambiente relajado, esto no quiere decir que no podamos hablar, ni sociabilizarnos con el entorno.

  • Comer sentado es de gran importancia, ya que nos da la pauta de visualizar nuestro plato y ver lo que uno está ingiriendo. De esta manera evitaras los picoteos y el exceso de alimentos en esa comida.

  • En tiempo mínimo que debe durar una comida debe ser de 30 min, así se facilitara el proceso de digestión de la misma.

  • La masticación es de suma importancia para una buena digestión, donde los alimentos tienen el primer contacto con nosotros y donde se comenzara el proceso de digerir los mismos.

  • Comer tranquilos, sin apuros y masticando correctamente. Llevar a la boca bocados chicos para una correcta masticación y darnos el tiempo necesario para poder hacerlo de buena manera.

  • Tomar abundante cantidad de líquido una vez terminada la comida así se facilitara el proceso de digestión.

  • Tomarse unos minutos antes de seguir con nuestra rutina diaria para que la comida no caiga pesada y así evitar todas esas sensaciones de pesadez y malestar.

Ahora bien ¿cómo hacemos cuando estamos hinchados y queremos evitar la pesadez estomacal?

Hay algunos alimentos que acentúan esta predisposición, por lo que debes evitar algunas comidas como son los alimentos fritos, los lácteos en cantidades abundantes, las bebidas alcohólicas, los picantes, las verduras crudas en cantidades abundantes, las coles, el exceso de fibra.

Cuando comemos grasa, el anillo situado al inferior del esófago se relaja produciendo gases y en

algunos casos ardor.

Existen muchas maneras de evitar los trastornos estomacales, lo más recomendable es cuidar lo que comemos pero ¿qué pasa cuando somos intolerantes a alguna comida y no lo sabemos? Pues esto es muy común, lo más importante es detectar el problema a tiempo y poder controlarlo antes de que sea recurrente. Cada ser humano es único y lo que le cae bien a uno puede ser una bomba letal para otro, por lo que debemos visualizar cual o cuales alimentos son los que nos producen estas dolencias y así minimizar su consumo o anularlo por completo. Si un alimento me cae mal y encima lo como nervioso estaré produciendo dentro de mi cuerpo una guerra muy difícil de ganar,

por lo que debemos de tratar que nuestra alimentación sea balanceada, siguiendo las pautas indicadas para cada persona, una alimentación equilibrada, comer en tiempo y de forma tranquila son las bases para evitar los recientes trastornos digestivos. Equilibrio ante todo y buena conducta alimentaria.


Encontrá los mejores alimentos acá

237 vistas

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí $150 de REGALO en tu primer pedido!