¿SUPER? ALIMENTOS 🥙🍃

El término “superalimento” tomó protagonismo masivo en el 2004 a través del libro Superfoods RX: Fourteen Foods That Will Change Your Life, escrito por el Dr. Steven Pratt. En su obra el Dr. Pratt clasifica a los “superalimentos” según 3 requisitos que éstos deben cumplir y los destacan entre el montón. Primero, los superalimentos deben tener alta disponibilidad tal que puedan ser accesibles por la población que habita una determinada región geográfica. Es decir, fomenta la producción y consumo local.


En segundo lugar, los superalimentos resaltan por poseer alta densidad nutricional. En otras palabras, tienen altas cantidades de nutrientes en escaso volumen y por encima del promedio de los alimentos. Por último, los superalimentos aportan beneficios a la salud, ayudando incluso a prevenir y combatir enfermedades, los cuales deben estar respaldados por evidencia científica.

Más allá de la obra del Dr. Pratt, mucho revuelo y controversia ha causado en el campo de la Salud la clasificación de determinados alimentos como “superpoderosos”. Tanto es así que la ciencia no reconoce el término “superalimento” ni existe una definición oficial para el mismo. Científicamente no es del todo acertado posicionar a estos alimentos en un pedestal sin comprender que por sí mismos no harán magia.

Cuando hablamos de alimentación y estilo de vida saludable es imprescindible recordar que hablamos de “un todo”. Es decir, un conjunto de hábitos que puestos en prácticas a largo plazo nos ayudarán a mantenernos sanos. Más precisamente cuando hablamos de alimentación saludable desde una mirada holística hacemos alusión a una nutrición consciente donde prestamos atención no sólo a qué comemos sino cómo, cuánto y por qué. Integramos en el término nutrición los aspectos emocionales, psicológicos, sociales, espirituales, económicos de la persona más allá de los estrictamente clínicos o biológicos. Por lo tanto, en este escenario complejo y diverso donde debe reinar el enfoque desde la bioindividualidad es un tanto “naif” otorgarle poderes mágicos al consumo de un alimento en particular. Por otro lado, más allá de que hay un contexto inmenso que debemos considerar, también es importante destacar a todos los alimentos reales provenientes de la Naturaleza. En primerísima instancia si quisiéramos nutrirnos a base de “superalimentos” deberíamos basarnos en todo el abanico de materias primas que nos brinda la Naturaleza por sobre cualquier otro producto comestible ultraprocesado que deberíamos evitar. Si pusiéramos el foco en alimentarnos de una forma más intuitiva, equilibrada y consciente caeríamos en la cuenta de que los “superalimentos” son muchísimos y no tienen que ver con los que intenta vendernos el marketing por sus propiedades milagrosas y abultados precios.

“Super” es la Naturaleza y todo lo que ésta tiene para ofrecernos, tal vez no todos los alimentos reales sean tan fashion como las exóticas bayas de goji pero ahí está la trampa. Y con esto no quiero decir que las bayas de goji, la spirulina, los hongos reishi o el matcha no sean maravillosos, porque sin dudas lo son y nos podemos beneficiar muchísimo al consumirlos. Pero antes de correr a comprarlos, los invito a abrir el abanico mental y pensar más allá, simplificando el concepto y abordándolo integralmente. Sin olvidar que: tomar un smoothie de acai y bayas de goji el lunes a la mañana estresados con intenciones de “desintoxicarse” de los excesos del fin de semana mientras unas horas más tarde se almuerza una sandwich de miga con una coca light es poner el foco en el lugar equivocado. Es en esencia a este escenario o similar al que me gustaría evitar llegar cuando hablamos de “superalimentos”.

¿Si el consumo de “superalimentos” no se acompaña de un estilo de vida y alimentación saludable, no estaríamos aplicando el mismo sistema de medicalización de la salud al que recurrimos intentando “solucionar” síntomas con píldoras sin cambiar las bases de la causa?

Habiendo allanado el panorama y desmitificado el halo mágico que apaña a los superalimentos los invito a estar atentos a la próxima nota donde vamos a detallar algunas propiedades y beneficios reales de los “superalimentos” más populares. Porque al fin y al cabo, son alimentos reales, naturales y cargados de ventajas para la salud… Al igual que muchos otros.

Julieta Bagnato

Bioquímica - Health Coach

MN Bioq. 12445 / MP Bioq. 8270

M Int Health Coach 1203212

Posgrado en Fitomedicina, Sociedad Latinoamericana de Fitomedicina. Diplomado Universitario en Nutrición Vegetariana y Vegana, UCES.

Master Health Coach en Terapias Holísticas, By Dr. Mario Garcia.

Certificación Internacional PREMECE.

Certificación Internacional Suplementación Antihomotóxica / Biorreguladora.


190 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo