Proteína de origen vegetal



Las proteínas de origen vegetal (las que encontramos en los cereales o en las legumbres) a diferencia de las animales (carne, pollo, pescado, huevo, quesos) son proteínas incompletas. Es decir, no tienen todos los aminoácidos necesarios que el cuerpo necesita. Eso no quiere decir que no vayamos a poder lograr una buena nutrición, simplemente hay que saber de qué manera.

En el reino vegetal existen excepciones de alimentos que sí tienen proteínas completas. Los mismos son la quinoa, el garbanzo y la soja.

Los cereales como el arroz son deficientes en el aminoácido Lisina y las legumbres como la lenteja son deficientes en Metionina.

Se puede lograr obtener proteína completa a partir de la complementación proteíca mezclando un cereal con una legumbre. Ya que el aminoácido que le falta el cereal lo tiene la legumbre y viceversa. La misma complementación no tiene que ser en la misma comida sino que tiene que ser si o si en el mismo día.

También podemos lograr que esa legumbre o ese cereal carente en Metionina o en Lisina la desarrolle a partir de la germinación. Si se germina a tal punto que ya es un brote, también va a haber desarrollado proteína completa

¿Cómo realizar germinados en casa?

Primero debes dejar en remojo en agua tibia los granos en buen estado. Los cereales se dejan

de 8 a 12 hs y las legumbres un poco más de tiempo.

Pasadas estas horas se descarta el agua (en ellas se van muchos anti nutrientes que no nos

permiten aprovechar al máximo los nutrientes de las legumbres y de los cereales).

En un frasco de vidrio se colocan los granos bien secos (el frasco no tiene que estar lleno) y se lo tapa con una gasa. Se lo coloca en forma horizontal acomodando los granos a lo largo del frasco y se lo deja reposar en un lugar oscuro. Se enjuagan los granos 2 veces al día durante 3 días y se vuelve a dejar el frasco de la misma manera. Luego se puede repetir el mismo procedimiento 1 vez al día, pasando de ser una legumbre a un germinado o brote. Cuando los brotes tengan de 2 a 3 cm se deberán exponer a la luz solar indirecta durante dos horas para la formación de clorofila. Se pueden conservar en la heladera bien secos durante 5 días. Lo más fácil para germinar son las lentejas y los porotos mung.

La germinación es un proceso de pre digestión. Luego de 3 o 4 días de germinado, no hace falta cocinar la legumbre ya que lo que se lograría en el proceso de cocción se logra durante la germinación.

¡Ya podés hacer tus propios germinados! Encontrá las mejores opciones acá

Camila Chillik. Lic en Nutrición. MN 8772

@Nutreate

52 vistas

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí $150 de REGALO en tu primer pedido!