La importancia de controlar las porciones


Una de las cosas más difíciles cuando nos queremos cuidar es poder controlar la porción y no excedernos en la cantidad que comemos. Como siempre te digo es tan importante prestar atención en la calidad del alimento que consumís como en la cantidad. De nada sirve que elijas las opciones saludables o light y luego no controlar la porción.

Muchas veces necesitamos ver el plato lleno de alimento para sentir que la comida será suficiente para saciarnos. La imagen que te muestro en la portada refleja cómo se vería la misma cantidad de comida en platos de diferentes tamaños.

En el más pequeño nos parece una cantidad de comida importante, nos tienta y nos da ganas de comerla. En cambio, en el plato más grande nos parece muy poca cantidad y automáticamente nos serviríamos mucho más. Creemos que esa cantidad es poca y nos quedaremos con hambre.

Sucede que muchas veces comemos con los ojos. Si a eso le sumamos que llegamos a casa estresados, cansados y con mucho hambre por haber salteado alguna comida del día, no vamos a controlar la porción de alimento que consumimos en la cena.

Es fundamental que empecemos a controlar las porciones de los alimentos que consumimos que es en definitiva lo que nos ayudará a a bajar  o mantener el peso.

Tips para que puedas controlar mejor la porción:

  • Cociná lo justo y necesario de acuerdo a los comensales que sean. Si se llega a cocinar de más, antes de comer guardá la comida en la heladera o en el freezer directamente.

  • No lleves la fuente de comida a la mesa. Es estratégico que sirvas en la cocina la comida en cada plato.

  • Si sos dulcera/o y soles tener chocolates en tu casa, comprá la porción justa e individual. Son aquellos chocolates que vienen de menos de 25gr. De esta manera no te sometes a tener que controlar no bajarte el chocolate entero. ¡Eso sí! No compres muchos chocolates chiquitos y comprá y comé siempre de a uno.

  • Respetá un mínimo de 4 comidas al día, desestresate antes de llegar a casa y chequeá el tamaño del plato que estás usando. Eso no significa que tengamos que comer en platos tipo de postre. Pero tampoco los platos gigantes que muchas veces tenemos en casa nos ayudan a controlarnos. ¡Buscá un plato intermedio!

  • Si te llevás galletitas, frutos secos o algo para la merienda o colación al trabajo, es preferible que separes la porción que te corresponda (que depende de los requerimientos de cada uno) en una bolsa tipo ziploc y así evites comer todo el paquete sin medir.

  • Freezá las preparaciones que hagas, postres o si sobro alguna torta ya porcionadas individualmente. De esta manera cuando los quieras comer no vas a tener que descongelar todo, sino solamente lo justo y necesario.

  • Siempre es preferible que te sirvas y no que comas directo del paquete o del envase. De esta manera vas a tener mayor consciencia de la cantidad que estas consumiendo.


¡Espero que te sirvan!

¡Es tan importante que controles tanto lo no saludable como lo saludable!

Camila Chillik

MN 8772

@Nutreate

62 vistas

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí $150 de REGALO en tu primer pedido!